Agustín Beamonte volvió a subir a un auto de carreras

A la derecha, Alberto Cerdá, a la izquiera, Agustín Beamonte.

El pasado sábado, en el autódromo “Parque Ciudad de Río Cuarto”, Victor Davicino, actual integrante de la Comisión Directiva y piloto del Turismo Nacional Histórico Cordobés, puso en pista sus dos autos de competición y compartió la jornada con dos grandes amigos y ex pilotos.

A la derecha, Alberto Cerdá, a la izquiera, Agustín Beamonte.

Los invitados de lujo fueron Agustín “Petete” Beamonte, ex Campeón Argentino de Fórmula 2 Mecánica Argentina y el ex piloto de automovilísmo y actual secretario del Automóvil Club, Alberto “Beto” Cerdá.

Tanto Beamonte como Cerdá giraron en el Peugeot 504 y en el Fiat 125 Berlina de Davicino, además el propio dueño de los autos también quiso salir a pista y completar una excelente tarde de ensayos, anécdotas y recuerdos.

Victor Davidino se expresó contento sobre la jornada de pruebas.

Pero el hecho más importante ocurrió una vez terminada la prueba, cuando “Petete” Beamonte les indicó a los técnicos de los vehículos como configurar los frenos para que el auto se comporte mejor a la hora de frenar. Sin lugar a dudas, a pesar de los más de 20 años de no subir a un auto de carrera, la memoria conductiva y la transmisión de información técnica está intacta.

La palabra de Agustín Beamonte.

 

La palabra de Alberto Cerdá.

 

La palabra de Victor Davicino.

 

Cerdá a bordo del Fiat 125, luego de 18 años de inactividad.

Comentarios