Todavía latente la definición del año pasado, en donde Mariano Altuna y Agustín Canapino lucharon a la par con la bandera a cuadros, en esta oportunidad ambos llegaron a Paraná nuevamente con posibilidades de ser campeón.

Hasta mitad de competencia, el piloto de Arrecifes buscó al de Lobería, pero los dos terminaron en el pasto. Sin embargo, Canapino volvió a pista y finalmente llegó tercero, con lo que le alcanzó para festejar su séptimo título.

Canapino largó adelante, aunque no partió bien y Matías Rossi tomó la punta de la carrera. Además, Franco Girolami y Altuna aprovecharon y superaron al de Arrecifes.

Luego, Altuna dio cuenta de Rossi. En la segunda vuelta, Girolami superó también al de Toyota y giros más tarde hizo lo propio con el puntero.

En la mitad de competencia comenzaron los roces entre Altuna y Canapino, pero en el giro 13 sucedió el golpe de escena: ambos se tocaron, se fueron al pasto y el piloto de Arrecifes pudo continuar con la carrera, aunque el de Lobería debió abandonar luego de chocar contra el muro.

Canapino se retrasó y la única opción que tenía para ser campeón era salir séptimo o más adelante. Allí, comenzó la remontada y la tuvo difícil con Humberto Krujoski, en la lucha por ese puesto, compañero de equipo de Altuna.

Finalmente, el piloto de Arrecifes lo superó y se vio beneficiado por la falta de combustible de muchos autos de adelante, como los de Matías Rodríguez, Diego Azar y Gustavo Tadei. Por esa razón, Canapino terminó tercero, por detrás de Franco Girolami y Josito Di Palma.

Comentarios