El piloto frances, Cyril Despres llegó al Vivac a las 01:00 después de una etapa 4 con un fuerte golpe y daños en la parte trasera de su Peugeot 3008. Luego de una hora de sueño emprendió el camino hacia una nueva etapa con la decisión firme de colaborar con el equipo.

Després comentó: “Ayer llegamos al vivac a la 1 de la madrugada. Una piedra nos destrozó el tren trasero, así que ha habido que hacer un importante trabajo a nivel mecánico. Ahora toca trabajar para el equipo. Hemos dormido solo una hora esta noche pero lo hacemos  por y para Peugeot. Son muchas las cosas buenas que me han dado y ahora me toca a mí corresponderlos.”

Una vez iniciada la competencia, Sébastien Loeb quedó atrapado en la arena casi 3 horas, y con esa situación el ex piloto de WRC cayó considerablemente en la clasificación. En esa situación había parados otros 10 vehículos: “Nos hemos colocado un poco más arriba, en una parte más dura, para ver qué podíamos hacer para ayudarlo pero nos ha resultado imposible sacarlo de ahí. ¡Va a hacer falta un camión! Se han dado todos los ingredientes al mismo tiempo: lo peor en las dunas es que estén rotas, como era el caso, que la arena está blanda y que se encadenen hondonadas. Es lo peor, lo siento sobre todo por aquellos que se van a enfrentar a este terreno con coches menos competitivos”.   

Comentarios