El actual campeón del mundo de Fórmula 1, Nico Rosberg, se ha unido a Robert Kubica para ayudar al polaco a regresar a la categoría. De ese modo, junto al equipo de representantes de Robert, el alemán buscará una solución para que éste regrese a la máxima disciplina del automovilismo cuanto antes.

El ex piloto de Mercedes anunció al final de la pasada temporada su sorpresiva retirada y, como dijo meses después, seguirá ligado al deporte con un rol de asesor o gestor: “Robert y Lewis son los más rápidos contra los que he corrido, por lo tanto, estoy encantado de unir fuerzas con Robert en su viaje de regreso a la F1″, asegura Rosberg.

Tras sus pruebas con Renault en Valencia y a bordo del RS17 en los test post-Hungría, al polaco se le ha cerrado la puerta del equipo francés para 2018 después del fichaje de Carlos Sainz, sin embargo, a Robert no le faltan chances en la grilla, por lo que cualquier equipo que no haya confirmado su alineación al completo para 2018 podría estar interesado en sus servicios; un proceso en el que Rosberg jugará un importante papel.

“Es fantástico estar trabajando en esto con Nico. Nos conocemos desde que éramos niños y él es, y será, un gran activo en mi regreso a la F1”, afirma Kubica.

Con el anuncio de la renovación de Sergio Pérez en Force India, lo destinos posibles para el polaco serían Williams y Sauber, que también mostró interés por contratar al actual líder de la Fórmula 2 y miembro de la escuela de Ferrari, Charles Leclerc.

Comentarios