El momento más esperado para Walter Morillo llegó este domingo, luego de la última final anual del TC Pista 4000. Pese a que logró su consagración el sábado después de la clasificación, se sintió campeón una vez terminada la final en la que llegó tercero.

Fue un fin de semana plagado de emociones encontradas. Alegría, felicidad, nostalgia, algunos de los tantos sentimientos que vivió la familia Morillo y todo el equipo que a lo largo de diez fecha cobijó deportivamente al cordobés.

Walter se consagró campeón en su tercer intento y como suele decirse, la tercera es la vencida, frase muy recurrida pero eficaz para plasmar en letras lo vivido el fin de semana deportivo.

“Estoy muy contento porque termine de cumplir con la vuelta de clasificación y el auto se paró y no sabemos la razón. Soy campeón por el equipo que tengo, mi aporte es poco al lado del trabajo que ellos realizan y ellos me permitieron disfrutar este año y el título es de ellos y para ellos”.

El Colo” es el campeón 2016 de TC Pista 4000 con una estadísticas sobresaliente al lograr 1 pole, 1 victoria en series, 2 triunfos finales, 6 podios, su peor resultado fue un 9° lugar y no registró deserciones.

Durante el fin de semana, Morillo fue 4° en clasificación, desertó en la serie por un inconveniente y llegó 3° en la final.

Comentarios