El piloto de 43 años probó un C3 WRC en asfalto y tierra este año y volverá al campeonato la próxima temporada como parte de un programa reducido que incluye las carreras de Córcega, México y España.

Loeb compartirá equipo con Kris Meeke, que lidera el proyecto de Citroen y que disputará las 13 pruebas del año. Craig Breen correrá 10 rallies, perdiéndose los tres que haga Loeb.

La última aparición de Loeb en el WRC fue en el Rally de Montecarlo 2015, el único evento que disputó ese año. Allí lideró la prueba hasta que se salió y dañó la suspensión y un neumático de su DS 3 WRC.

El nueve veces campeón del mundo dijo: “Todos quedaron contentos con las pruebas que hice este año. Yo mismo sobre todo, y estas tres apariciones en el WRC eran el siguiente paso lógico”.

“La sensación de correr un rally es una de las cosas más emocionantes que he experimentado, y me emocionaba volver a pilotar uno de estos nuevos coches WRC en una carrera”.

Loeb añadió que lo más importante sería competir y disfrutar la prueba más allá del resultado: “No tengo ninguna expectativa, solo quiero divertirme”.

Comentarios